Enlace

¡Hola, amigos!

¿Cómo va todo?

Hoy estoy en la ciudad, en Kolwezi… un día diferente en medio del ajetreo del fin de curso. Y, de pronto, un encuentro de esos inesperados que alegran el corazón. Iba por la ciudad, y ha venido hacia mí corriendo John, para darme un inmenso abrazo. John cursa 3º de Primaria (aunque este año ha perdido el curso por enfermedad) y vive en un centro de acogida de menores, dirigido por el P. Damien, franciscano. Lo conozco de verlo por la ciudad, de contarnos cosas y hablar, y porque el año pasado los chicos del Centro y nuestros alumnos jugaron un partido de fútbol en Kanzenze y luego compartieron una sencilla comida, en medio de un ambiente muy sencillo y alegre (la foto es del año pasado, pero John ¡ha crecido muchísimo!). Nos hemos sentado un rato los dos a contarnos cómo nos van las cosas y luego le he invitado a unos buñuelos y a una Fanta, que es lo que le hacía ilusión.

El de hoy es un encuentro de esos que le recuerdan a una la belleza y el inmenso don de vivir aquí y de entregar la vida entera por Sus pequeñitos, a quienes Jesús se revela y a quienes muestra los “secretos” del Reino. Es eso que dice el Papa, que si sólo con nuestra vida hemos ayudado a una persona a vivir mejor, ya ha valido la pena. Encuentros que alegran el corazón y hacen más bonita la vida humana.

Y… cuando ya se iba, ha vuelto otra vez, para otro abrazo. Y se ha ido tan feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s