Pinceladas de un mes en España

¡Hola, amigos!

A punto de regresar a la R.D.Congo, os cuento un poco lo que ha sido este mes en España. Un mes de regalos, de encuentros, de amistad, de trabajos… de tesoros que me llevo en lo profundo del corazón.

Vine invitada por Manos Unidas para participar en el encuentro europeo de UMOFC (Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas) que tuvo lugar en Madrid del 17 al 20 de marzo. Se trata de una asociación que reúne a 100 colectivos femeninos católicos en 66 países del mundo. Fue fundada en 1910 con el objetivo de “promover la presencia, participación y corresponsabilidad de las mujeres católicas en la sociedad y en la Iglesia, para que puedan cumplir con su misión evangelizadora y trabajar por el desarrollo de los pueblos, particularmente aumentando las oportunidades de educación, reduciendo la pobreza y la promoción de los derechos humanos, empezando con el derecho fundamental a la vida”. El encuentro ha contado con la participación de 40 mujeres procedentes de diversos puntos de España, Francia, Inglaterra, Gales e Italia y ha girado en torno al tema “Mujeres de la UMOFC, por la honestidad y la justicia”. Han sido unos días muy intensos de trabajo, de intercambio, de experiencias, de apertura y de fe.

La estancia en España me ha brindado también la posibilidad de trabajar con Manos Unidas en diversos proyectos de desarrollo, en el campo educativo y en el terreno de los Derechos Humanos. El lunes 13 de marzo pude ofrecer una conferencia sobre el gran desafío que supone la transición de la mina artesanal a la industrial en la República Democrática del Congo, y con un debate posterior muy interesante y enriquecedor.

Otros encuentros han sido con la Fundación Mainel de Valencia, con la ONG Africa Directo, con la ONG Misión América, con las Obras Misionales Pontificias (OMP), con la Fundación Telefónica (ProFuturo), con Canal Voluntarios (Canal Isabel II) y con la Fundación Pájaro Azul, organizaciones que nos ayudan con proyectos de desarrollo en el campo educativo, de promoción de la mujer y de desarrollo rural. Y también he podido colaborar con algunos medios de comunicación, tales como la Revista “Misioneros”, Editorial Mundo Negro, Radio María y Paraula.

 

Y luego encuentros con colaboradores, donantes, amigos, familia, hermanas de Congregación… el estar juntos, compartir una comida o una cena, la Eucaristía, la Adoración, un paseo…

Algo que me hizo especial ilusión fue asistir al ensayo de la Coral Iter para el Concierto que tendrá lugar el 7 de abril a las 20:30 h, a beneficio de Manos Unidas, en la Basílica de la Concepción de Nuestra Señora (C./Goya, 26 28001 Madrid). En esta ocasión , la Coral Iter volverá a interpretar el Requiem compuesto por su director.

Tampoco podía faltar el descubrimiento de temas nuevos, como un curso de iniciación al arameo dirigido por mi amigo y teólogo musulmán Abdelmumin Haya y ofrecido por plataforma digital desde una universidad argentina, o la lectura de Resistencia y sumisión. Cartas y apuntes desde el cautiverio de Dietrich Bonhoeffer, o el descubrimiento de un nuevo latir en experiencias piloto de misión inter-congregacional, mixta y compartida, como la del Hogar de Loja… en el fondo, un horizonte invitando siempre a más, como el corazón de Dios.

Un mes muy rico e intenso, por el que doy muchas gracias a Dios. Y ahora… preparándome para regresar al Congo y a nuestro pequeño poblado de Kanzenze. Estamos en un momento crucial por los desafíos políticos y sociales que tienen que terminar de perfilarse en este mes de marzo. Aún no tenemos nombrado el Gobierno de transición, esperamos la repatriación del cadáver de Tshisekedi (principal líder de la Oposición fallecido en Bélgica)… hay mucha expectación, interrogantes… y también mucha lucha por la vida en unas condiciones dificilísimas. Pero a mí me honra y me parece bellísimo permanecer junto a nuestro pueblo en un momento así. Como dice Bonhoeffer en su poema “Amigo”:

“(…) La flor más valiosa y singular,

(…) es el amigo para el amigo (…)

Lejos o cerca,

en la dicha o en la desdicha,

el uno reconoce en el otro

al fiel compañero que ayuda

a ser libre y humano (…)”.

Un abrazo a todos y mi oración,

ushindi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s