Queridos Reyes Magos

photo-0006

Queridos Reyes Magos:

Se acercan las fechas de su viaje anual a Belén y no quiero perder la ocasión de escribirles, como llevo haciendo desde que me enseñaron las primeras letras en el colegio. Entonces mi padre me compraba unos sobres muy bonitos con el borde de colores, y en los que, en una esquinita, salían ustedes tres, montados en camellos y con la estrella que en su día les guio hasta donde estaba en Niño. Ahora todo se ha modernizado un poco, y les escribo por correo electrónico aunque por estas latitudes bien conocidas de Su Majestad Baltasar, tenemos muchos problemas de cobertura. Hoy tengo la suerte de estar en la ciudad. Aunque desde hace unas semanas no funcionan las redes sociales (Whatsapp, Twitter…) por problemas políticos, aquí la conexión es mejor que en el poblado, y es una maravillosa ocasión para enviarles mi carta.

Este año quiero pedir muchas cosas… pero no explicarles mucho si he sido buena o no. Como ustedes son Magos, sabrán que vivo en un lugar precioso del corazón de África llamado Kanzenze, y es la gente de mi pueblo, tanta gente que me quiere y a la que tanto quiero yo, la que les contará de mí. Ellos evangelizan mi corazón y lo van volviendo más y más de Jesús.

Lo que más deseo de todo es la paz para nuestro pueblo. Aunque el 23 de diciembre se tenía que firmar un acuerdo entre el Gobierno, la Oposición y la Sociedad Civil, gracias a la mediación de la Conferencia Episcopal Nacional del Congo, todavía no se ha hecho. El diálogo se reanuda el 28 y esperemos que el 30 de diciembre se firme. Lo contrario significaría, con toda probabilidad, una situación de inestabilidad y violencia para nuestro país. Estamos todos muy ilusionados y esperanzados, porque hemos pasado unos meses muy inestables y difíciles, y nada mejor que pedirles a ustedes que nos traigan ese regalo. Deseamos muchísimo la paz para este año de transición, y las bases para la paz en los años venideros.

Tengo también otras peticiones. Con frecuencia, cuando estoy con Jesús, mi corazón se llena de rostros y de nombres y van pasando en la oración todas esas personas que forman parte de mi vida. En las Crónicas de Narnia, leí que Aslan (que es imagen de Jesús, el león de Judá) tiene una magia anterior a la del inicio de los tiempos. Eso significa lo que después contó Juan en su Evangelio, y es que “en el principio existía la Palabra”. Pero como desde hace un poquito más de 2000 años puso su tienda entre nosotros, ya nada le es ajeno y todo encuentra un eco muy especial en Su corazón. Por eso, sé que ustedes entenderán la lista de cosas que les voy a pedir ahora:

  • Bendiciones y trabajo para una madre de 4 niños que está pasando por un momento muy difícil. Majestades, ayer, día de Navidad, en ese hogar a las 17h aún nadie había probado bocado en todo el día.
  • Salud para Merveille, una niña de 8 años que ha sido operada recientemente por complicaciones de fiebres tifoideas.
  • Ayudas para becas, porque este año la crisis es muy fuerte. Muchos niños no van al cole, y muchos que han empezado temen no poder terminar. No serían becas a largo plazo, sino puntuales para que puedan terminar este año, ya que esperamos que el próximo sea mejor.
  • Consuelo para las familias que han perdido a sus seres queridos en las manifestaciones de septiembre y de diciembre con motivo del fin del mandato del Presidente. Verán desde el cielo el surgir de una nación que se pone cada vez más en pie, pero nosotros vamos a echar mucho de menos que no estén aquí con todos para celebrarlo.
  • Ayuda para adquirir 6 depósitos de agua para la Escuela, de una capacidad de 200 litros cada uno, en total 300 €. El almacenamiento de agua es muy importante en un lugar con tantos niños y jóvenes, para la limpieza y el consumo personal (almacenarla nos permite tratarla con un poco de cloro, y aprovechar los días en que hay más).
  • Ayuda para material escolar para nuestro Instituto Uzima: 500 €.
  • Ayuda para un proyecto de formación del profesorado de la Opción Comercial-Informática de nuestros Instituto Uzima: 300 €. Queremos formar a los profesores en el sistema OHADA, a través de una seminario que va a impartir un profesor especializado de Lubumbashi.
  • Ayuda para Héritier A Rubemb, nacido el 30/03/2016 en nuestro poblado. Tiene una enfermedad neurológica que hace que no pueda mantenerse, se la cae la cabeza y no se sostiene, con frecuencia se pone rígido, llora muchísimo y tiene muchas complicaciones. Es el pequeño de 6 hermanos. Majestades, la familia de Héritier es muy pobre y no pueden hacer frente a todos los gastos del tratamiento y el diagnóstico. Hoy la H. Clémentine y yo hemos ido a visitarles pues están en una clínica de la ciudad. Sólo el alojamiento les cuesta 7 $ al día (el más barato, en unas condiciones bastante malas. Hay otro de 15 $ y otro de 30 $); y luego están los medicamentos, las idas y venidas… parece que hay una neuróloga en Lubumbashi que le podría hacer un estudio más completo y ver si hay algún tratamiento, si no curativo, al menos paliativo o de mejora. Ayuda: 400 €.

20161226_100334 20161226_100316

  • Ayuda para que una familia muy necesitada pueda empezar un pequeño proyecto de comercio: 400 €.
  • Ayuda para comprar un congelador, con estabilizador, para el Internado de Chicos: 600 €. Los chicos hacen su comida, y eso les permitiría poder conservar algunos alimentos. A la vez, el Director del Internado puede vender algunos productos congelados que le ayuden a mejorar sus ingresos y los de lnternado.

En realidad, Sus Majestades, nos hacen falta muchas más cosas, ¡muchísimas más! Hay necesidades que no pueden esperar proyectos ni programas de desarrollo… mientras los hacemos, éstas surgen y son como el Niño Jesús en Belén, hay que arrimar el hombro sin esperar… Pero sé también que ustedes tienen mucha demanda. Majestades, todo lo que nos quieran traer, lo recibiremos con mucha alegría.

También les pido una bendición para todas las personas que nos ayudan, y para las fundaciones y organismos que sostienen nuestros proyectos. Tenemos algunos en lista de espera, tales como el proyecto de promoción de la mujer rural, la ampliación de la Biblioteca escolar, la electricidad de la Escuela, el muro del espacio deportivo, la energía solar para la Sala de Informática… lo cual me lleva a pedirles también que con la magia que ustedes tienen, toquen el corazón y la inteligencia de las personas llamadas a caminar con nosotros en la mejora de las condiciones de vida de tanta gente.

Quiero pedirles también muchos regalos para los que están lejos, pero cerca en la oración que no conoce distancias:

  • Trabajo para una amiga que ha perdido el suyo.
  • Bendiciones para mi lista especial de dos hojas con todas las personas por las que rezo especialmente.
  • Gracias especiales para personas en situaciones que no puedo explicar aquí, pero que ustedes conocen perfectamente, porque son Magos.

¿Podrían ustedes hacerles saber lo importantes que son a los ojos de Dios y cuánto les quiere? Es que no se me ocurre un regalo mejor que ése, y como las quiero muchísimo, es lo que les quisiera hacer llegar.

Para mí, desearía pedirles un corazón grande para amar mucho a la gente con la que Jesús me regala vivir. En realidad, deseo un amor tan grande que sólo tenga ojos para Sus pequeñitos, a quienes Dios revela los secretos del Reino (muy diferente a la curiosidad de Herodes). Me gusta mucho lo que me contaba un amigo de aquella niña de la novela de Bloch a quien el personaje ve rezar y le pregunta: “¿Qué le pides al Señor?”. “Nada”, le responde ella, “le pregunto si puedo ayudarle en algo”.

Por último, por si les sirve la información para su viaje, decirles que aquí hay dos tipos de estrellas. Las que brillan claras en las noches africanas, tan grandes que a veces una siente que las podría tocar, y las del rostro de los niños, siempre llenos de luz. Con ellos, yo me siento animada a caminar hacia el Portal, sintiendo que – como decía San Francisco de Borja, “no hay alegría más grande que la de gastar la vida en Su servicio”.

Queridos Reyes Magos, les esperamos con ilusión y con muchísimo cariño. A lo mejor no encuentran bandejas con polvorones, champán y turrón (de hecho, no las encontrarán) pero serán bien acogidos porque la hospitalidad es algo que se cuida mucho por estas tierras.

Safari muzuri! (¡buen viaje!)

Ushindi (Victoria)

——————————————-

P.D. Majestades, si ven que no pueden llevar tanto peso, pueden hacer el donativo al siguiente número de cuenta de la CONGREGACIÓN PUREZA DE MARÍA MISIONES:

IBAN: ES94 0075 0430 1506 0024 8960

BIC: POPUESMM

NIB: 0075 0430 15060024896 0

Cuando hagan el donativo pongan en concepto UZIMA y el nombre del proyecto que hayan elegido. No se olviden de notificar la procedencia y la cantidad a esta dirección de correo: vbraquehais@gmail.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s