La providencia existe… y Serge te espera

foto-0001-copia

¡Hola, amigos!

La Providencia existe y se llama… “Dios sigue tocando los corazones”. El otro día os escribí un post hablándoos de las necesidades de la familia de Womba y, de pronto, alguien contestó y ya ha enviado lo que nos hace falta. Hay también quien me escribió y me dijo que por la crisis no podía aportar nada material, pero que aportaba su oración. Y así es como se va tejiendo una preciosa cadena en la que nos ayudamos unos a otros y vivimos ese “amor artesanal” del que tanto nos habla el Papa Francisco.

Serge Lusumba es un alumno que tiene que empezar 6º de Secundaria, el último año de Opción Pedagógica, que le capacita para ser maestro de Primaria. Es muy buen alumno, y siempre ocupa uno de los tres primeros puestos en su clase, y le gusta mucho estudiar. Es el menor de 11 hermanos (su padre enviudó y se volvió a casar). Sus padres se dedican a los trabajos del campo. Ser el pequeño en algunas zonas de la R.D.Congo, y en nuestor medio rural, vuelve la vida especialmente difícil.

Conozco a Serge desde que tenía 12 años, porque cursó 1º y 2º de Secundaria en nuestro Instituto. La familia es de Mpala, un poblado a 13 km del nuestro, aunque cuando tenía que empezar 3º se trasladó a Mutshatsha, una localidad a unas 5 horas de aquí en vehículo.

Desde hace algo más de una semana, Serge está en nuestro Hospital. Llegó con fiebres tifoideas y disentería. Ha estado a punto de morir. Le tuvieron que hacer dos transfusiones y, aunque ahora ya está mejor, se encuentra en recuperación.

Hoy he ido a verlo al Hospital, el otro día pasamos un ratito juntos y le prometí que hoy volvería. Su familia había ahorrado para el comienzo de curso, porque este año es especialmente importante. Después, aunque no pueda seguir en la Universidad por falta de medios, tendrá su Diploma de Estado y podrá trabajar, tener un salario y ganarse la vida. Pero todo el dinero que habían ahorrado se lo han gastado en cuidados médicos y en medicamentos. Para colmo, la cosecha este año no ha sido nada buena. Ahora hay que esperar a la estación de lluvias, pero no se recogerán las primicias hasta diciembre, y el curso estará ya muy avanzado. Han luchado año tras año y ahora, ¿qué?

Cuando se recupere (si Dios quiere le darán el alta en este mes de septiembre) va a necesitar 170 € que le permitirán cubrir los estudios de todo el año.

Si queréis colaborar, no tenéis más que mirar en este mismo blog en la pestaña COLABORA y veréis cómo hacerlo. En concepto podéis poner UZIMA SERGE.

En mi oración, confío a Serge, a su familia y a vosotros a María. Que ella nos de un corazón grande y generoso en el que el primer lugar lo tengan siempre los que más lo necesitan.

¡Mil gracias!

Ushindi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s