Archivos Mensuales: julio 2016

 “Yo no veo un refugiado. Veo una niña que sufre”. Y tus ojos ¿qué ven? (18 C 2016)

Uno de la multitud le dijo: «Maestro, dile a mi hermano que reparta conmigo la herencia.» Jesús le respondió: «Hombre, ¿quién me ha constituido juez o repartidor entre ustedes?» Después les dijo: «…

Origen:  “Yo no veo un refugiado. Veo una niña que sufre”. Y tus ojos ¿qué ven? (18 C 2016)

QUE NUESTRO CORAZON ESTE ATENTO A LO HERMOSO…

Foto-0023

Me ha llamado mucho la atención esa frase de la última carta del P. Jacques, asesinado el 26 de julio en Normandía, a los feligreses de su parroquia.

Precisamente cuando tuvo lugar este hecho horrendo, estaba pasando unos días en el Santuario de Lluc, en las montañas de Mallorca, en la Serra de Tramuntana. Un lugar que es patrimonio mundial por su belleza única y que canta en silencio la grandeza de Dios. Allí, desde la Edad Media, existe una fuerte veneración a María, la Madre de Dios. Por todo ello, es un lugar privilegiado de oración, en el que una se siente especialmente acogida bajo el manto de María.

La tarde del lunes que precedió al asesinato del P. Jacques, volvía de una excursión, sola, por la montaña. Hay al llegar al Santuario una fuente, llamada Sa Font Cuberta. Dicha fuente fue cedida en el s. XIV para que los peregrinos se proveyeran de agua. Tiene una inscripción muy bonita, que data de 1905, y que recuerda a María que ofrece a todos el Agua Viva que es Jesús. A esa fuente estuve yendo cada día, al empezar cada excursión y al terminarla, para llenar mi botellita de agua fresca y buena. Y todos los días me llamó la atención cómo va la gente a llenar garrafas y garrafas para abastecerse de agua. Entre los que van, no vi faltar ni un solo día a musulmanes. Pues bien, en la tarde del lunes un musulmán estaba llenando sus garrafas, acompañado de sus hijos y de su esposa. Cuando vio que yo me acercaba con mi pequeña botellita, me sonrió y, sin que yo le dijera nada, me cedió el lugar para que no tuviera que esperar. Y después me despidió con otra sonrisa.

Mallorca es una tierra en la que durante muchos siglos vivieron nuestros hermanos musulmanes, y en la que existen preciosos y numerosas huellas de su presencia. Por citar sólo dos ejemplos, partiendo del Santuario de Lluc, se puede hacer una preciosa excursión a las fincas de Menut y Binifaldó, que en su etimología árabe (Beni Haldun) significa “los hijos de Haldún” y que debe su nombre a una antigua alquería islámica. Es la tierra de origen de Ramón Llull, tan conocido por su amor a los musulmanes y por su deseo de diálogo con ellos.

El mundo actual, hecho de conexiones, de intercambios, de nuevas posibilidades, nos ofrece una oportunidad única de diálogo. Eso tan bonito que jóvenes de diferentes razas, lenguas y culturas están testimoniando en la Jornada Mundial de la Juventud 2016 en Cracovia. No hace mucho, escuché (gracias a Internet, precioso puente de comunicación) una conferencia del sacerdote Pablo d’Ors sobre Charles de Foucauld. Al hablar de la vida de este gran hombre (que podéis profundizar en el libro El olvido de sí, de dicho autor), señalaba lo importante que había sido para él la amistad con los tuaregs y el descubrimiento de que la verdad no se transmite por proselitismo sino por contagio. Porque la fe no es un “lote” de cosas que se compran en un supermercado, o que se imponen, la fe es entrar en esa experiencia de ser conocido y amado por Dios que es eternidad (no recuerdo la referencia exacta, pero a ello aludía el entonces Card. Ratzinger comentando a J. Pieper). La vida de Dios, como decía el Papa Francisco en la Misa en Czestochowa, se transmite “por irradiación positiva, a través de la transparencia de vida”.

Todo esto me lleva a volver sobre las palabras del Papa dirigidas a los periodistas en el vuelo a Cracovia. No estamos en una “guerra de religión”, sino en una guerra. El Daesh quiere una “guerra de religión”, una “cruzada”, aunque en el fondo, creo que lo que menos les importa es Dios y el Islam. Es más, creo que no les importa absolutamente nada. Recuerdo que hace unas semanas, por Youtube, pude ver una entrevista que le hicieron al P.Douglas, un sacerdote iraquí secuestrado durante nueve días por el Daesh. El testimonio es impresionante y, en medio de todo, hubo algo que me llamó mucho la atención: sus secuestradores, por la noche, ponían la radio a toda voz para hacer ver que estaban rezando con El Corán, y mientras tanto se emborrachaban, le torturaban, se daban a otra vida… y también, que muchos de ellos eran gente sin formación, sin estudios, maltratada por la vida, desorientados desde su infancia. Esta es una Tercera Guerra Mundial, tejida de intereses económicos, de comercio de armas, de flagrantes desigualdades, de complejos entresijos que tejemos los humanos cuando hacemos mal uso de nuestra libertad. Cada vez que los terroristas gritan “Allah Akbar” (que no significa “Dios es grande” sino “el Dios siempre mayor”) cuando en todas partes del mundo degüellan, queman vivas a las personas, expulsan a la gente de sus casas, se dedican a lanzar comunicados amenazantes y otras de sus muchas estrategias de terror, no hacen más que callarlo, reducirlo, contar todo lo que, precisamente, Dios no es. No son musulmanes ni son creyentes, son terroristas, y lo suyo es la irradiación negativa y opacidad de vida. Daesh no tiene nada que ver con Dios, sino más bien con el horror de Auschwitz y Birkenau que hemos recordado con la visita que ha hecho el Papa a los dos campos de concentración. Daesh sólo habla de muerte, y Dios es el Dios de la vida.

En la introducción a su libro Si esto es un hombre (el primero de una trilogía), Primo Levi coloca un poema de reminiscencias hebreas, en el que nos invita a preguntarnos “si esto es un hombre”, cuando a ese hombre se le ha querido despojar de toda su dignidad, y se la he hecho trabajar en el lodo, luchar por medio pan, morir por un sí o por un no, tener la mirada vacía como una rana en invierno… es un poema brutal, en el que él nos interpela: “piensen que esto ocurrió”. Y sigue ocurriendo, hoy. En los dos lados de la valla… sí, porque como decía Etty Hillesum, una gran mujer judía asesinada en el campo de Auschwitz, se puede ser prisionero de uno u otro lado de la valla. Y al igual que se puede ser prisionero, en el fondo de los fondos, hay seres humanos en uno y en otro lado. Ante los episodios tan terribles que oímos todos los días, creo que nos viene de forma inevitable la pregunta de Primo Levi: ¿es esto un hombre? ¿son personas quienes degollaron el otro día al P. Jacques? ¿son seres humanos quienes desprecian de esta forma la vida en Camerún, Nigeria, Siria, Irak, Somalia, Sudán del Sur, Francia…? Hace poco, me impactó mucho un tweet de Xavier Aldekoa en el que decía que después de entrevistar durante tres horas a un ex-niño soldado que había torturado, violado y asesinado, se iba con la extraña sensación de que ese ex-niño soldado podía ser una buena persona. A mí lo único que me nace es considerar lo que dice Ulises a sus hombres, que no nacimos para vivir como bestias; y porque no nacimos para vivir como bestias, la adoración de Dios es lo que nos salva y nos empuja a vivir desde las dos coordenadas que nos hace ser lo que de verdad somos: la filiación y la fraternidad. Permanezcamos firmes en la fe, con la ayuda de Dios, para confesar, en medio de toda esta barbarie, que Dios es Padre Nuestro y que deseamos Su Reino; que queremos perdonar porque también nosotros somos perdonados; que necesitamos Su Gracia para no caer en la tentación y no ceder al mal. Una vez nos dijo Juan Pablo II que no depende de nosotros elegir unas circunstancias externas u otras, pero sí el amor con que las vivimos y, como decía Edith Stein, “se necesita orar mucho para permanecer fiel en cada situación”. Y agradezcamos tantos testimonios hermosos de gente que ayer y hoy ha dado y da su vida por los demás.

Ojalá, siguiendo la invitación del P. Jacques, podamos en estos momentos, que tanto nos interpelan, “entender la invitación de Dios a cuidar de este mundo, a hacer de él, allí donde vivamos, un mundo más cálido, más humano, más fraterno (…) Un momento para vivir algo juntos. Un momento para cuidar de los otros, sean quienes sean (…) atentos a lo que pasará en nuestro mundo en este momento. Recemos por los que más lo necesitan, por la paz” y “hagamos que nuestro corazón esté atento a las cosas hermosas”. Como dice la protagonista de la película Grbavica. El secreto de Esma, que no se nos olviden tantas cosas bonitas que existen en el mundo.

Y que María, Reina de la Paz, ruegue por nosotros.

Foto-0009-2 Foto-0010 Foto-0010-1 Foto-0020 20160714_194552 Foto-0003 Foto-0003-2 Foto-0004-2

Manos Unidas Mallorca y otros encuentros

¡Hola, amigos!

¿Cómo va todo?

Os envío una foto del encuentro que tuvimos ayer en Manos Unidas Mallorca. Me impresiona siempre esa labor admirable y escondida de las Delegaciones, que hace posible que la ayuda llegue a los rincones más recónditos del mundo.

20160718_121009

En estos días, he tenido también la suerte de encontrarme con Mallorca Missionera que lleva una actividad imparable para ayudar a los misioneros mallorquines que estamos dispersados por todo el mundo. Un gracias especial desde aquí a Caty Albertí, “alma mater” que lleva trabajando 37 años en esta labor.

Por otra parte, tuve un encuentro con la Fundación Bona Llum, que se preocupa por llevar asistencia oftalmológica a muchos lugares desfavorecidos del planeta y de formar y capacitar a agentes de la salud sobre el terreno. Con la gracia de Dios, esto va a ser el inicio de una fructífera colaboración.

Os envío también una de la entrada de la Virgen del Carmen en la iglesia del Puerto de Pollensa y una de la noche de ayer, con casi luna llena.

20160717_210340 20160718_213401

Os cuento también que si conseguís la versión impresa de la Revista Mundo Negro (http://www.mundonegro.com/suscripcion), encontraréis un extenso reportaje sobre nuestra misión de Kanzenze:

IMG-20160719-WA0002 IMG-20160719-WA0001

Un abrazo grande, en comunión con todos los jóvenes misioneros que participarán en la JMJ 2016 en Cracovia. Dentro de ese gran grupo, participan también algunos jóvenes de nuestros colegios Pureza de María de España. ¡Os acompañamos!

victoria-ushindi

Océano África

¡Hola, amigos!

¿Cómo va todo?

Desde la isla de Mallorca, os recomiendo una lectura para el verano: OCEANO AFRICA, de XAVIER ALDEKOA.  Mirando el Mar Mediterráneo, que tanto me gusta, me vienen estas palabras suyas de la introducción:

“El mar parece uniforme e inabarcable cuando lo observamos desde la superficie. Sólo si nos sumergimos en su interior descubrimos un mundo lleno de vida y diversidad.

África es un océano.”

20160716_141642

Os recomiendo el libro para que las vacaciones sean un momento también de ampliar horizontes y respirar hondo y adentro con el latir del mundo, ensanchando el corazón.

Os cuento también que el jueves pasado por la tarde tuve la suerte de subir a Lluc con mi hermana, y pasar la noche allí. Nos dimos un paseo por la montaña y al día siguiente hicimos la excursión de La Cova dels Morts. Y… ¡también nos comimos un estupendo “pa amb oli” con aceitunas amargas! (¡me encantan!). Momentos de disfrutar, de compartir, de estar en familia, y de ponerlo todo y a todos bajo el manto de María.

20160714_192613 20160714_202049 20160714_202055 20160715_122438 IMG-20160715-WA0000

¡Un abrazo grande!

ushindi-victoria

Desde España

¡Hola, amigos!

¿Cómo estáis?

Llegué a Madrid el 21 de junio, y he vivido una semana intensa de encuentros y actividades: Manos Unidas, Auara, gente que colabora con nosotros en Kanzenze, familia, amigos… es un don siempre el intercambio de experiencias de vida, de inquietudes… Una vez, cuando aún era pequeña, oí una frase de la Madre Teresa – dicha por ella misma, en la hablaba de poner mundos en contacto; eso es lo que he vivido en esos días y me ha llenado de gozo.

Del 24 al 26 estuve de Turismo Rural con la familia de unos de mis hermanos y con una amiga, en un pueblo de León llamado Murias de Rechivaldo. Estuvimos en una Casa Rural preciosa, que es también Albergue de peregrinos del Camino de Santiago, y que os recomiendo: www.lasaguedas.com. Además de conocer Murias, me encantó conocer Astorga y Castrillo de los Polvazares, donde comimos en un rincón precioso de la España profunda… No conocía nada de esa parte de España, y disfruté mucho. Precioso poder compartir con los peregrinos, acoger sus historias, su experiencia, su búsqueda… muy bello captar el espíritu de servicio de los hospitaleros…

20160626_170248 IMG-20160625-WA0004 IMG-20160626-WA0012

Algo que me ha marcado especialmente fue la presentación del libro ALBINO, de Ana Palacios, fotoperiodista (www.ana-palacios.com), en la Librería La Central, junto al Museo Reina Sofía. Fue el día 30 de junio a las 19h. Marta Isabel González, periodista (https://twitter.com/migasocial), hizo una excelente presentación, que rezumaba a un tiempo profesionalidad y sencillez. Admiro mucho ese trabajo de periodista que se parece un poco a nuestro corazón, tantas veces escondido, pero animándolo todo…

20160630_190911

Impresionante el libro ALBINO, porque Ana, como me dijo alguien en un desayuno de amigos, tiene unos ojos que saben mirar.

20160630_184514

Las fotos son de una belleza extraordinaria. Esas fotos hablan de la dignidad de cada persona… porque si en nuestro mundo el 80% de la Humanidad vive en las periferias y en las orillas de la vida, los albinos son un colectivo especialmente marginado, sufriente, doliente… Me impresionó mucho ver esas fotos que reflejan la alegría de África, su lucha por la vida, su resiliencia, su paz, su amor por lo que es, por lo real…, me impresionó conocer la labor de los médicos dermatólogos que, en sus vacaciones, se dedican a seguir ayudando a los demás, a los más vulnerables; me impresionó la tenacidad y dedicación de quienes fabrican cremas en Tanzania para proteger la piel de los albinos; me impresionó la dedicación de quienes mueven la exposición itinerante de fotografía para dar a conocer esta realidad;… me impresiona que Ana, como decía alguien en la Presentación del Acto, haya podido sacar y reflejar tanta belleza en lo que “aparentemente” no la tiene, y de lo que a veces huimos o procuramos pasar de largo para que no nos incomode…; me impresionó su discurso final… personas así hacen avanzar el mundo y nos invitan a sacar lo mejor de nosotros mismos como seres humanos. Personas como Ana no te dejan nunca indiferente. ALBINO me ha acercado a Dios, hecho Hombre, Carne, uno de nosotros, porque nos ama.

20160630_191150

Es un libro precioso para regalar y para hacer a otros partícipes de esa corriente solidaria que atraviesa nuestro mundo. Porque en la presentación de ALBINO había además tanta gente que se mueve por los demás, que dedica su tiempo, sus ganas, su energía, su inteligencia, su creatividad… para ayudar a los otros.

Os escribo desde España. Ahora mismo en Tenerife, pasando unos días con nuestra comunidad de Los Realejos, que me invitó. No conocía esta isla que me parece preciosa y con un paisaje único, incomparable con cualquier otro de los que he visto hasta ahora. Una maravilla de la Creación que, como dice en Salmo, susurra un mensaje… He estado en el Teide y en los alrededores, hasta Vilaflor (el pueblo más alto de España); también en Los Gigantes y en Masca…

20160702_111147 20160702_113550 20160702_182956 20160703_133831 20160703_171331 IMG-20160702-WA0036

Unos días muy bonitos también de compartir con las hermanas, de celebrar la Eucaristía con ellas… La Comunidad no me ha podido acoger mejor. Y eso es un tesoro precioso que me hace sentir y compartir el cariño de mis hermanas, de nuestra familia reunida en el nombre de Jesús. Y… ¿sabéis qué? Me han regalado una caja enorme llena de sobres de semillas de todo tipo, ¡eso es un tesoro! Porque como decimos en Manos Unidas: “Plántale cara al hambre: SIEMBRA”.

20160704_100437 20160704_105415

Unos días de conocer un poco la vida de la gente. Tuvimos la suerte de participar en la Misa por los 25 años del párroco de Cruz Santa, y me encantó vivir una Eucaristía tan participada seguida de una fiesta que la gente de la Parroquia le había preparado. También vi la procesión del Cristo de la Columna en La Orotava, y las imágenes de la Virgen del Carmen y del Señor del Gran Poder. Me impresionó la advocación, porque es una imagen de Jesús en Su Pasión, y me hizo sentir ese amor de Dios por lo sencillo, lo pequeño, lo cotidiano, lo oculto… es sentir la fe del Pueblo de Dios en su religiosidad popular, sencilla y profunda.

IMG-20160701-WA0015

El día 5 regreso a Madrid, el 6 voy a dar un taller de experiencia misionera en el Noviciado, y el 8 ya llego a Mallorca, donde veranea mi familia. Es mi tierra, de mar y piedra caliza, de montes y cultivos, de pueblos y de mi ciudad, de todo lo que me ha visto crecer y que me resulta tan familiar… muy agradecida de poder pasar un tiempo con mi familia (padres, hermanos, sobrinos), de subir a la Virgen de Lluc, de estar con mis amigos de la infancia y juventud…

Muy agradecida a Dios por todo lo que me permite vivir y aprender…

¡Un abrazo grande y mi oración!

Ushindi-Victoria