Noticias “acumuladas”

¡Hola, amigos!

¿Cómo va todo? Os escribo desde Kolwezi. Hoy he venido con Clémentine, y hemos hecho un poco de todo… qué regalo poderme sentar y escribiros, aunque me gustaría hacerlo con cada uno. Las noticias están como un poco “acumuladas”…

20160423_161226Photo-000320160416_153403

En este tiempo, he tenido muy presente en la oración la realidad que está viviendo Ecuador. Lo del terremoto ha sido impresionante…  y también la solidaridad que se va generando. Sobre todo, lo he ido siguiendo a través de Manos Unidas, que es como “mi familia universal”. La experiencia de la 57 Campaña fue muy bonita y ahora los siento aún más cerca. Orar con el corazón del mundo… ¡qué importante! ¿verdad? Rezad también por nuestro país… por la paz. Este año tenemos que tener elecciones y la situación inestable y tensa… aunque, como decía Etty Hillesum, a veces los sufrimientos más grandes son los que se temen. Señor, danos tu paz.

En el cole estamos con mucho trabajo, ya en la recta final del curso con Exámenes de Estado, Informes… por un lado, estamos  muy contentos, porque los chic@s han trabajado mejor  gracias a algunas iniciativas educativas que impulsamos; por otra, hay una crisis económica terrible, como ningún año, y muchísimas familias están sufriendo un montón.

20160418_093417

El domingo pasado, nuestro equipo de fútbol ganó por primera vez en un montón de años al Seminario Menor, 3-1. ¡Todo un acontecimiento! Por eso, el lunes, en el recreo, invitamos a todo el equipo a una merienda sorpresa (fanta y buñuelos). Pero lo primero, dimos gracias en la oración de la mañana.

20160425_072340

En el finde del 16-17, tuvimos convivencia-retiro de FOC, con 25 jóvenes. ¡Disfrutamos mucho! Y lo hicieron fenomenal.

20160416_164959 20160416_165723 20160416_175616 20160416_200819 20160417_075557 20160417_104907 20160417_150337 20160417_150350

… Y en la semana del 18 al 24 de abril celebramos la Semana Albertiana. Cada día con un sketch de 5 minutos con la vida de Madre Alberta en episodios… Y Teatro el jueves de esa semana por la tarde, ¡de bote en bote!

20160418_073445 20160421_072455 20160421_072540      20160421_072824

El 23, tuvimos Misa de todo el cole, y luego concurso sobre Madre Alberta, actividades culturales (¡con premios!)  y comida con todos los profes.

20160423_08392620160423_09285420160423_12160520160423_12170420160423_12230220160423_14201220160423_145120

Los proyectos van adelante, y ya hemos empezado la fundación para la II Parte del Instituto Uzima.

20160421_083417

Y… para terminar, un beso grande, y con él os mando un texto precioso que me está ayudando a rezar, todos los días…

“El baile de la obediencia” por Madeleine Delbrêl (24/10/04 – 13/10/64)

Si estuviéramos contentos de ti, Señor,

no podríamos resistir a esa necesidad de danzar que desborda

el mundo y llegaríamos a adivinar qué danza es la que te gusta

hacernos danzar, siguiendo los pasos de tu Providencia

 

Porque pienso que debes estar cansado

de gente que hable siempre de servirte

con aire de capitanes;

de conocerte con ínfulas de profesor;

de alcanzarte a través de reglas de deporte;

de amarte como se ama un viejo matrimonio.

 

Y un día que deseabas otra cosa

inventaste a San Francisco

e hiciste de él tu juglar.

Y a nosotros nos corresponde dejarnos inventar

para ser gente alegre que dance su vida contigo.

 

Para ser buen bailarín contigo

no es preciso saber adónde lleva el baile.

Hay que seguir, ser alegre,

ser ligero y, sobre todo, no mostrarse rígido.

No pedir explicaciones de los pasos que te gusta dar.

Hay que ser como una prolongación ágil y viva de ti mismo

y recibir de ti la transmisión del ritmo de la orquesta.

No hay por qué querer avanzar a toda costa

sino aceptar el dar la vuelta,

ir de lado, saber detenerse y deslizarse en vez de caminar.

Y esto no sería más que una serie de pasos estúpidos

si la música no formara una armonía.

 

Pero olvidamos la música de tu Espíritu

y hacemos de nuestra vida un ejercicio de gimnasia;

olvidamos que en tus brazos se danza,

que tu santa voluntad es de una inconcebible fantasía,

y que no hay monotonía ni aburrimiento

más que para las viejas almas

que hacen de inmóvil fondo

en el alegre baile de tu amor.

 

Señor, muéstranos el puesto

que, en este romance eterno iniciado entre tú y nosotros,

debe tener el baile singular de nuestra obediencia.

Revélanos la gran orquesta de tus designios,

donde lo que permites toca notas extrañas

en la serenidad de lo que quieres.

 

Enséñanos a vestirnos cada día con nuestra condición humana

como un vestido de baile, que nos hará amar de ti

todo detalle como indispensable joya.

Haznos vivir nuestra vida,

no como un juego de ajedrez en el que todo se calcula,

no como un partido en el que todo es difícil,

no como un teorema que nos rompe la cabeza,

sino como una fiesta sin fin donde se renueva el encuentro contigo,

como un baile, como una danza entre los brazos de tu gracia,

con la música universal del amor.

Señor, ven a invitarnos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s