PrayForParis

Queridos amigos:

¡Hola! ¿Cómo estáis?

Hay veces en la vida en las que una tiene ganas de sentarse y compartir las cosas que brotan de lo más profundo del corazón y, a la vez, sabe que todas sus palabras serán cortas y pequeñas, incapaces, quizás sólo podrán balbucear en el silencio y en el misterio…

Creo que ha sido tan impresionante para todos la experiencia de los atentados en París. Es la brutalidad, el dolor desgarrador, la blasfemia (como decía hoy el Papa Francisco). Esta mañana he participado en la misa dominical, pero no en la parroquia, como solemos hacer, sino en el Seminario Menor. Al comenzar la Misa, el sacerdote les ha hablado a los chicos de los atentados en París, y nos ha invitado a rezar. A mí se me llenaban los ojos de lágrimas y sentía que es un dolor que me ha llegado a lo más profundo del corazón. Y cuando sentimos las cosas así, tan profundamente, entonces también viene Jesús, tan profundamente o más. Porque Jesús es ternura, porque Jesús es Príncipe de la Paz.

1232161368566_f

Sí, estoy impresionada por los ataques de París, y no sólo por eso, sino también por los miles de desplazados que está provocando el terror de Boko Haram, por lo que viven los refugiados (ahogados, muertos de frío, lejos de todo, frente a fronteras cerradas…), por los niños (y sobre todo las niñas) que no van a la Escuela, por los enfermos que no tienen medios para curarse, por las enfermedades como la malaria que podrían curarse y no se curan por tantos y tantos intereses que hay detrás (la malaria es la primera causa de muerte infantil en nuestra Zona de Salud, el año pasado murieron 64 niños)…

Y, por todo eso, quiero apuntarme a eso que dice el Papa, a hacer de este mundo un lugar más bello. Como el pianista que tocó delante del Bataclan, “Imagine”, ¿nos lo podemos imaginar?

En medio de todo esto, es como si una pudiera ver en lo efímero, lo eterno. En la carne de Jesús (que es la carne de sus pobres), la gloria de Dios. En esta  Humanidad nuestra doliente, la promesa que le hizo Jesús a Juliana de Norwich. A Juliana Jesús le habló en un tiempo difícil, en la Inglaterra del s. XIV, en un Norwich de guerras, conflictos religiosos, peste, matanzas, cismas… terrores que ella veía desde su pequeña celda porque su ventana daba a la plaza donde a veces se ejecutaba a las personas.

Me maravillé enormemente en esta visión, pues a pesar de nuestra vida insensata y de nuestra ceguera en esta tierra, nuestro cortés Señor nos mira siempre, regocijándose en su obra. Y podemos causarle la mayor alegría creyendo sabia y realmente en ello, y regocijándonos con él y en él. Pues así como realmente estaremos para siempre en la dicha de Dios, alabándole y dándole gracias, del mismo modo, en la previsión de Dios, hemos sido amados y conocidos por él en sus designios desde antes del principio. En este amor sin principio él nos creó, y en el mismo amor nos protege y no permite que seamos heridos, para que nuestra dicha no sea menguada. Por lo tanto, en el tiempo del juicio, cuando todos seamos llevados al cielo, veremos claramente en Dios los misterios que ahora nos están ocultos. Entonces ninguno de nosotros se sentirá impulsado a decir: «Señor, si esto hubiera sido de otra manera, habría sido mejor». Sino que todos diremos con una sola voz: «Señor, ¡bendito seas! Pues así es, todo está bien. Ahora vemos realmente que todo se ha hecho como estaba ordenado por ti antes de que nada fuera hecho.

Yo también tengo ganas de gritar “Allah akbhar”… pero no desde el odio y la violencia. Quiero cantar desde lo más hondo del alma que Dios es siempre mayor, mayor que nosotros, que nuestras ideologías, nuestros cálculos, nuestras idolatrías, nuestros razonamientos mezquinos, nuestros temores… nadie puede reducir a este “Allah akbhar” a un territorio, a una moneda, a una visión unilateral del mundo y de las cosas… “Allah akbhar” no podrá encerrarse en el terror, en las amenazas, en la inseguridad… “Allah akbhar”, Dios es siempre mayor, siempre mayor, siempre, siempre…

Africa me ha enseñado muchas cosas… ¡tantas cosas! Quizás, lo esencial, es que la vida no es en “blanco y negro”, sino de colores. Que la vida triunfa y brota continuamente por todas partes. Que la vida es más fuerte que la muerte. Que, como nos enseña Chiara Corbella (una madre impresionante fallecida a los 28 años, en 2012, por salvar la vida de su hijo) “nacemos para no morir nunca” (os encantará el libro, publicado por la Ed. Palabra).

No os perdáis la contemplación “Dense cuenta”, escrita por el jesuita Diego Fares para este Domingo 33 B 2015. “Démonos cuenta” de que Jesús, en medio de esto, se ha quedado con nosotros. Él no se va. “Démonos cuenta” de que otro mundo es posible. “Démonos cuenta” de lo que el Señor nos anda diciendo en el silencio del corazón en estos días tan intensos… En medio de esta noche, oremos desde lo más profundo como le rezó Giuseppe Moscati (el llamado “médico de los pobres”, canonizado por Juan Pablo II en 1987. Y hay una peli muy bonita sobre él, titulada “Moscati”): “Revélate”… Él se revelará, Él nos está susurrando algo al oído del corazón… Adoremos a Jesús, muerto y resucitado. Volviendo a Juan Pablo II, Él nos decía una vez que en Jesús que camina hacia el Calvario está la vida, en Él la salvación, en Él una lección de Amor. Y que quien Le ha conocido una vez, no busca ni desea ya otra cosa.

Dales, Señor, el descanso eterno y brille para ellos la luz eterna. Que los muertos en los atentados de París descansen en paz. Que los heridos recuperen la salud. Que los desplazados puedan volver a su tierra. Que los refugiados encuentren un hogar. Que todos los niños puedan ir a la Escuela. Que los enfermos puedan curarse. Y que nosotros, haciendo de este mundo un lugar cada vez más bello, te devolvamos la semejanza de la imagen a la que Tú nos hiciste.

IMG_20150108_130205

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s