PERISCOPE APP

811119968_36724

Acabo de enterarme del lanzamiento de una nueva aplicación, PERISCOPE, que permite enviar vídeos por Twitter en tiempo real (y me imagino que más utilidades). No sé si aquí podremos probarla algún día con nuestra antena VODACOM ultra low cost y conexión 2G que… ¡va y viene y no se detiene! (je, je).

Pero lo que me impulsa a escribir es la frase que anuncia la aplicación: “Explore the world through someone else’s eyes” (Explora el mundo a través de los ojos de otro). Me ha llamado mucho la atención.

Es la mirada invertida del Qi Gong, no desde el punto de vista del ego, sino desde el punto de vista de las cosas. Es eso que el Papa Francisco no cesa de repetirnos, que es importante aprender a mirar la realidad desde otros puntos de vista, porque el mundo no se ve igual desde Madrid o Nueva York que desde el Estrecho de Magallanes, y que es capital una mirada no sólo a las periferias geográficas y existenciales, sino desde ellas.

Estos días, estoy leyendo un precioso librito que me han enviado desde España. Es de la Ed. Encuentro y se titula MENDIGOS DE AMOR. Está escrito por el P. Matthieu Dauchez, responsable de la fundación Tulay Ng Kabataan, y nos ayuda a mirar el mundo desde los ojos y el corazón de los niños de Manila. Un libro que es voz de los más pobres, los niños que viven en la calle, y que nos habla de su profundo dolor pero, sobre todo, de su inmensa capacidad de amor y de perdón. Es un tesoro que os recomiendo, nos hace bien.

Es la misma idea que tenía Joseph Wresinsky, cuando se refería al Cuarto Mundo: desde donde estás ponte en el lugar del más pobre, mira desde ahí, y haz algo. Es la filosofía de Maurice Blondel llevada a la realidad concreta. ¡Es el amor de Dios en acción!

Salir, salir continuamente de nosotros mismos y mirar el mundo así… una llamada para todos. Aquí, donde yo vivo, en Kanzenze, se me presentan mil oportunidades. Es una vida sencilla y normal la que vive mi comunidad en este pequeño poblado del corazón de África. Pero siempre nos hace falta ese punto de vista desde el otro… porque yo tengo una comunidad que me acoge, que es la tierra que me nutre y me hace crecer en un horizonte que nunca se agota, un lugar donde comer y dormir, un trabajo que me encanta, me puedo curar si estoy enferma, puedo ir a ver a mi familia alguna vez (cada dos años) aunque esté lejos… ¡mil cosas! Pero junto a nosotras, viven enfermos que no se pueden pagar los cuidados, muchísimas familias que no llegan a fin de mes y que viven con menos de un dólar al día (para hogares de 8 ó 9 personas como media), niños que tienen muchas dificultades para ir al colegio (en nuestra provincia, 9 de cada 10 niñas no están escolarizadas, ni siquiera al nivel de la Escuela Primaria), mujeres que recorren un montón de kilómetros al día cargadas de bidones para llevar agua a sus casas, gente que precisa atención espiritual, el consuelo de Jesús…

El mundo se ve de otra manera cuando se mira desde esos niños y jóvenes, desde esos enfermos, desde los inmigrantes que vagan sin rumbo ni comida, muertos de sed, en las aguas de los mares asiáticos, desde la gente que cruza en pateras el Mediterráneo en busca de una vida mejor, desde los cristianos perseguidos… “hombres como nosotros” dijo el Papa el otro día hablando de los que sufren.

Todo esto enlaza con otro texto bastante más antiguo, ¡del s.XVI!, los Ejercicios Espirituales de Ignacio:

Ver a las personas, las unas y las otras; y primero las de la haz de la tierra, en tanta diversidad, así en trajes como en gestos: unos blanco y otros negros, unos en paz y otros en guerra, unos llorando y otros riendo, unos sanos, otros enfermos, unos nasciendo y otros muriendo (…) y entonces dice Dios “Hagamos redempción del género humano” (…)

Dios mira el mundo así, desde el ser humano, desde cada persona. Es el misterio de la Encarnación. Se hace hombre porque nos ama. Esa mirada nos hace vivir a nosotros y hace que El viva. Nos promete vida en abundancia si aprendemos a mirar el mundo con los ojos de Jesús en los más pobres de la tierra.

Y esta “aplicación” es mucho más revolucionaria que la PERISCOPE APP, porque sólo esta forma de acercarse a la realidad es capaz de cambiar el mundo.

Anuncios

Un pensamiento en “PERISCOPE APP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s