La vida es intensa…

 ¡Hola!:

Realmente… ¡la vida aquí es intensa! Una misionera me dijo al llegar que aquí un año pasa como dos, y creo que es así. Lo bonito es que nadie nos quita la vida, sino que somos llamados a entregarla libremente. Y si además tienes la sensación de que éste es “just your place in the world”, ¿qué más se puede pedir?

De todas esas vivencias, entresaco alguna que otra para compartirlas con vosotros. Las palabras se nos dieron a los humanos para eso, para intentar balbucear lo que sentimos, para compartir lo que vivimos, para dejar nuestros discursos cortos y pequeños y abrirnos a la Palabra del “Dios siempre mayor”, como le llaman nuestros hermanos musulmanes.

[ése es uno de mis sueños, convivir más hondamente con el Islam… sé que no es un buen momento para decirlo, sé que pasan cosas terribles y, sin embargo, me atrae tanto ese pueblo que se postra cinco veces al día. El hermano Christian de Chergé, mártir en Thibirine en 1996, decía que Jesús es el que más hondamente ha vivido el “Islam”, que significa “sumisión”, con su “sí” a la Voluntad del Padre].

(Vuelvo atrás en el tiempo con algo que escribí ayer) 09/09/2014. Hoy ha venido un niño a pedir plaza en primero. Pertenece al grupo de congoleños residentes en Angola. Los congoleños fueron expulsados el año pasado del país, aunque su familia ya había llegado al Congo antes, cuando su padre murió. Ha estudiado de 1º a 4º de Primaria en un poblado, 5º en otro y 6º en otro. Su madre no tiene medios para pagar y él venía pidiendo cualquier trabajo con tal de poder apuntarse a nuestra escuela, porque quiere estudiar y aprender. Hay un niño becario que se traslada a Kolwezi por una situación familiar inesperada, y justo se ha dado de baja cuando éste otro chaval estaba pidiendo la plaza, así es que lo hemos podido apuntar y empieza mañana. Trabajando en el campo, él ya se ha pagado el pantalón y la camisa del uniforme y algunos cuadernos. Le hemos pedido que mañana venga con su madre y… (día siguiente) ha venido con su madre. Ella dice que no tienen dinero ni nada, aquí no tienen casa, viven en una cabaña en el campo pero el chico le ha pedido a su abuela paterna que le acoja para comer y a un vecino que le dé un lugar en el que dormir. El chico está decidido a estudiar, así es que mañana lo esperamos a las 07:15 para empezar. Creo que ésta es una de las cosas más bellas de estar aquí, acompañar, alentar y avivar la esperanza de nuestro pueblo.

10/09/2014. Comparto el gozo de preparar mi primera clase. Además de la Dirección del cole, voy a dar Dibujo en 1º, y Religión en 3º y 4º. El temario de 3º es “Creo en el Espíritu Santo” y el de 4º es “la Iglesia”. Mañana me estreno, animada por la formación tan buena que recibimos el otro día y por los libros que me regalaron Dolo y Curro de la Editorial Tekmann Books de la Colección Innova. ¡Me gusta mucho dar clase!

(Entre los paréntesis del día, no falta de nada, incluida alguna que otra historia de fetiches…)

De la oración de Vísperas de hoy:

« Dans le tréfonds de notre cœur

Ta place reste marquée

Comme (…) une blessure.

(…) Tu n’es jamais un étranger,

Mais l’hôte plus intérieur

Qui se révèle en transparence.

Cachés au creux de ton mystère,

Nous te reconnaissons

Sans jamais te saisir.

Le pauvre seul peut t’accueillir,

D’un cœur brûlé d’attention,

Les yeux tournés vers ta lumière ».

Anuncios

Un pensamiento en “La vida es intensa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s